viernes, 7 de mayo de 2010

Hoy te nombro y te olvido

Hoy te nombro.

Nombrarte sin nombres
es amanecer sin mañanas,
maneras indefensas
de contemplarte
sin almas.

Verte es ya no verte
pues no existes en materia,
tu tumba es mi condena
por besarte sin tenerte;
ya no existe la quimera
que a tu ojos me lleve.

Adios alma de mi sangre
forma de mis formas
carne de mi madre,
nunca nombraste su nombre
nunca besaste su frente;
que en mi vida despliegues
tu mirada traicionera,
arrepentirte no puedes
de amar a mi manera.


Extraño tus ojos
sin nunca mirarlos,
extraño tu risa
sin nunca reirla.
Hoy siento tus manos
que me atan a ti
mil tiernas caricias
tu sangre es la mía;
tu alma otras veces se merecía
tu sombra se perdió
ahora vaga,
sola,
como yo.

Fuiste de los míos
y no fuistes de nadie.

1 comentario:

saralopezjulia dijo...

qué tragedia chica!
mu bonito...
:)