viernes, 25 de junio de 2010

Canción desesperada

Ansío tanto verte que rozo la locura,
tus maneras de quererme
atraviesan mi cordura,
por pensar que me mereces,
por creer en ti sin dudas
y medir mis ansias vanas
de llevarte sin mesura
donde pierdas tus ausencias
donde ames sin perdón,
donde simples besos tuyos
se tranformen en amor.
Sin pensar en los mañanas
y aún sólo siendo dos,
olvidemos nuestros traumas
sin promesas, sin adiós.
No soy tuya, soy de nadie,
no eres mío, solo yo 
te quise, te quiero
te olvido de mi vida
en el mismo momento
que me pidas habitarla,
pues ya no habrá más deseo
que el de querer abandonarla.
Tratando de pintarla
de colores claroscuros
intentando enamorarte
de las sombras de los muros
que tratan de separarte
día sí y día no
de mi boca, mis miradas,
ahora sangro de pasión
mis heridas no curadas
imploran tu calor
ven a mi bendito y puro
a calmar mi desconsuelo
no hallaré jamás antídoto
que me evite así sin duelo
el amarte con locura
el quererte hasta los huesos
el pensar en ti mis horas
el morir por ti mis miedos.

1 comentario:

Inmaculada dijo...

Brutal, Ursu :) Después de noche de borrachera y... algún enfado???
Un besazo fuerte, guapísima!

P.D.: sigue deleitándonos con tus pensamientos, sentimientos, viajes y emociones... ;)