domingo, 1 de mayo de 2011

Esa noche cuando te hablé

Esa noche cuando te hablé, mi vida,
cuando el tiempo se quebró en nuestras manos,
ni tus adioses, ni mis despedidas,
lograron maltratar como tiranos:
un inocente amor que sin medidas,
alcanza con tus miradas peldaños
osando abrir con valentía
lo que imposible parecía
pues todo esfuerzo era en vano.
















Amaneceres felices quebrados
Sórdidas sonrisas maltratadas
Lisonjeros parpadeos sin miradas.


Traspasadas gruesas murallas,
atravesando ciega tus mareas,
resta lo que el destino ha negado,
suma lo que la vida ha dejado
y olvida todo, sea lo que sea.

Y rompamos con las manos
ejércitos de tormentas,
destruyamos paso a paso,
olvidemos la conciencia,
remordimientos enterrados,
lágrimas traicioneras.

Que tus dedos sean espadas
Y mis piernas lanzas, afiladas,
flotando en la marea.

1 comentario:

Rocio dijo...

Hola visite tu blog http://ursulavidasinmi.blogspot.com/ y me agrado mucho,muy linda tu poesía, me encantaría que intercambiáramos links con una red de blogs que administro y de esta manera ayudarnos mutuamente a difundir nuestras páginas.
espero tu gentil respuesta.

muchos saludos


Rocio del Pilar
rocioreyna10@yahoo.com